Hemos creado una serie que, bajo el título “Organizaciones que se reinventan para seguir evolucionando”, compartimos ocho capítulos sobre las claves de nuestra propia transformación en los últimos años. En la primera entrega relatamos nuestro momento de exploración, de inspiración, de levantar la mirada; en el segundo capítulo hablamos sobre nuestra vocación de compartir; en esta tercera entrega explicamos cómo hemos ido rediseñando nuestros servicios antes las nuevas demandas. Este es, sin duda, uno de los cambios más radicales.

En K2K Emocionando sentimos, pensamos y hacemos. Nos mueve la emoción. Sabemos emocionar, motivar y sensibilizar a las personas, hacerles sentir la necesidad del cambio, protagonistas del mismo y, por tanto, dueñas de un éxito compartido.

 

 

La propuesta de K2K Emocionando, durante muchos años, ha consistido exclusivamente en el cambio organizacional profundo; es decir, la transformación, además de ser estructural, se realiza durante un tiempo en el que, desde K2K Emocionando, asumimos la coordinación de toda la organización si, en acuerdo con la propiedad, se entiende que en ese momento no existe en la organización la persona que pueda liderar el cambio. Esta era nuestra forma de operar.

A partir de 2018, inspirados por otras corrientes como la holocracia o la sociocracia, y atendiendo a las peticiones de acompañamiento que las empresas solicitaban, iniciamos una reflexión que nos llevó a evolucionar en nuestra oferta de servicios para ajustarnos a las demandas y poder facilitar procesos en organizaciones que tenían otro tipo de necesidades.

Como resultado de esta reflexión ampliamos nuestra oferta de acompañamiento que incluye, además del cambio estructural con coordinación de la organización, nueve servicios añadidos, todos ellos bajo los principios y valores que forman parte de nuestro ADN:

  • una transformación estructural en la que no es necesario que nuestro equipo asuma la coordinación general.
  • una transformación territorial en un municipio, comarca o zona para conseguir una transformación más allá de la empresarial.
  • una profundización en proyectos que ya han iniciado procesos de transformación desarrollados por otras vías y que necesitan avanzar ordenadamente hacia el NER.
  • asesoramiento a los órganos de administración de una organización para la orientación en procesos de transformación.
  • reflexión estratégica y participativa para trabajar el propósito de las organizaciones, las relaciones, los valores personales y cómo llevarlo a la práctica tras conocer la realidad actual de la organización.
  • prototipado de procesos de transformación en organizaciones que no estén preparadas para hacer un proceso global de transformación.
  • sensibilización y transformación inicial mediante procesos formativos transformacionales: seminarios, Máster MBA, trainings, cursos sobre temáticas concretas o coaching individual y de equipos.
  • el diagnóstico ÓRBICO, es decir, un análisis de la sostenibilidad global mediante el estudio de los ámbitos económico, social y ambiental de la organización a largo plazo.
  • y, por último, el diseño de nuevas actividades dirigidas a emprendizajes, startups o spin-offs que, en ocasiones, resultan muy tradicionales en su forma de funcionamiento.

Cualquier organización se puede diseñar, desde su inicio, para funcionar al estilo NER.