Pasamos el ecuador. Este es el quinto capítulo de la serie en la que estamos compartiendo las principales claves de nuestra propia evolución en los últimos años. En la primera entrega relatamos nuestro momento de exploración, de inspiración, de levantar la mirada; en el segundo capítulo hablamos sobre nuestra vocación de compartir; en la tercera entrega explicamos cómo hemos ido rediseñando nuestros servicios ante las nuevas demandas. En la cuarta entrega compartimos algo que nunca antes habíamos hecho: la transformación de un territorio. Ahora, vamos a ver cómo ha sido este crecimiento horizontal.

El Seminario Avanzado NerbyK2K, además de ser una herramienta muy potente de transmisión de conocimiento y experiencia, es también un espacio de encuentro con grandes profesionales. En marzo de 2019 nace KomuNer, una comunidad de experimentación aplicada, aprendizaje y divulgación, inspirada en el Nuevo Estilo de Relaciones, y conformada por personas que han vivido la experiencia de los Seminarios con el propósito de convertirse en una referencia del NER, a nivel mundial, a través de la creación de comunidades que comparten, estudian y transmiten experiencias sobre la humanización de las empresas.

 

Ese mismo año comenzamos a crecer de forma horizontal en el propio equipo, colaborando de forma estable con profesionales de Cataluña, México y Portugal, compañeros y compañeras de viaje que nos ayudan a llegar más lejos y con quienes compartimos un estilo de relación basado en la ética, la coherencia, la confianza, la autogestión, la libertad y responsabilidad, la generosidad y la visión a largo plazo. De esta manera hemos podido llevar NERbyK2K a nuevos mercados, trascendiendo así el ámbito geográfico en el que históricamente habíamos operado para acompañar en el cambio cultural profundo en las organizaciones que era, principalmente, en Bizkaia y Gipuzkoa.

Al mismo tiempo, el equipo con base en Euskadi inicia la búsqueda de una persona para sumarse a este viaje de forma estable. “Buscamos una persona inquieta y creativa, implicada y positiva, con habilidades de comunicación, apasionada, que le guste trabajar en equipo, y con equipos, y sea ilusionante e ilusionada”, anunciábamos en noviembre de 2019. La respuesta fue increíble. Recibimos propuestas de muchísimas personas y, tal y como lo llevamos a la práctica en los proyectos de implementación del NER, fue el conjunto del equipo quien seleccionó a Alicia González como nueva compañera de viaje. Alicia afirmaba ser una persona decidida, ingeniosa y comprometida. ¡Vaya si lo es! Un año más tarde se incorporaba al equipo Xavier Costa para operar desde Barcelona. Xavier, a quien conocimos en el transcurso de uno de nuestros Seminarios en Bilbao, confiesa que “vive descubriendo cada día el gran valor de todas las personas en la evolución hacía un mundo mejor”. Y se siente cómodo liderando esta evolución.

En momentos difíciles, como fue la llegada de la pandemia, decidimos dar un paso al frente; así, en abril de 2020 promovimos una gran alianza entre 141 organizaciones y profesionales de 11 países para defender una salida colectiva a la crisis provocada por el coronavirus. Multinacionales, ONG’s, instituciones, cooperativas, sociedades limitadas y profesionales firmamos un manifiesto, al que llamamos #NerFuture, en el que reclamamos un papel activo en el debate y la construcción práctica de las organizaciones y de la sociedad en la época post-coronavirus. “Las cosas no van a volver al punto anterior a la COVID-19 y desconocemos cómo será ese futuro que aún está por escribir; la cuestión es quién lo va a escribir en esta ocasión para no volver a cometer el error de ahondar en las desigualdades sociales”, advertíamos los y las representantes de esta alianza que involucraba en sus organizaciones a más de 3.500 personas.

Además de realizar una serie de aportaciones al debate social para que el rediseño necesario de nuestro estilo de vida fuera más acorde con nuestros valores, nos comprometimos a trabajar desde Io colectivo, construyendo redes, puentes y caminos para superar el “sálvese quien pueda” y apostar por salvarnos entre todos y todas unidas, profundizando en la autogestión para que la libertad, la corresponsabilidad y las decisiones conjuntas siguieran siendo nuestras señas de identidad: “No vamos a dejar a ninguna persona atrás en esta crisis. No sabemos qué tendremos que hacer, pero sabemos muy bien cómo Io haremos: con transparencia, con responsabilidad y pensando siempre en las personas, especialmente en las más frágiles de nuestras organizaciones y de nuestra sociedad”.