Innovación

PorK2Kemocionando

Los 8 hábitos de las empresas en las que te gustaría trabajar (y cómo ponerlos en práctica)

change k2k emocionando

Esta es una traducción muy libre de un artículo escrito por Corporate Rebels, un equipo de personas con el que tenemos buena relación y que, al igual que hacemos en K2K Emocionando, se dedican a transformar organizaciones empresariales y a conseguir que sean más humanas, más sostenibles y más eficientes. En el artículo describen de una manera sencilla y práctica 8 tendencias que han detectado en las empresas más punteras del mundo. Muchas son prácticas que conocemos bien en K2K Emocionando, ya que forman parte consustancial del Nuevo Estilo de Relaciones que implementamos en organizaciones que quieren evolucionar y a las que ayudamos y acompañamos en el proceso de cambio.

El artículo es un poco más largo de lo habitual en este blog pero, por su gran interés, lo reproducimos íntegramente:

“Este artículo, que escribimos para The Huffington Post, describe las 8 principales tendencias que descubrimos mientras visitamos los lugares de trabajo más inspiradores del mundo. Hay pruebas convincentes de que las organizaciones que se centran en crear lugares de trabajo atractivos se sitúan en posición de prosperar. En los últimos 14 meses, hemos visitado más de 50 empresas pioneras que nos muestran, una y otra vez, cómo involucrar a los empleados y, por lo tanto, prosperar como organizaciones.

Para ver y llegar a esta nueva y mejorada forma de trabajar, debemos despejar nuestras mentes de los viejos paradigmas de gestión que siguen centrándose en las estructuras de mando y control en un tiempo que exige un enfoque radicalmente diferente. Es hora de pintar un cuadro completamente nuevo; un cuadro centrado en liberar todo el potencial de las personas empleadas y, de esta manera, liberar a las organizaciones de los altísimos niveles de desconexión de los empleados.

1- DEL BENEFICIO AL PROPÓSITO Y LOS VALORES
¿Qué hacer?
Encontrar el propósito o el significado en el trabajo otorga la energía, la pasión y la motivación para levantarse de la cama por la mañana. Una misión inspiradora puede superar la burocracia, los compartimentos estancos y los egos personales y ayuda a liberar todo el potencial de la organización. Una misión clara e inspiradora trae consigo un conjunto de valores compartidos, es decir, los comportamientos y las habilidades que valoramos en nuestros compañeros de trabajo.
¿Cómo llegar?
a. Elaborar una propósito nítido y claro que una y active a todas las personas dentro de la organización.
b. Traducir este propósito a áreas, equipos e incluso a personas.
c. Reemplazar las reglas y protocolos por un conjunto de valores claros.

2. DE LA PIRÁMIDE JERARQUICA A UNA RED DE EQUIPOS
¿Qué hacer?
Hay que derribar la pirámide jerárquica imperante y dejar que la naturaleza cambiante del trabajo impacte en la estructura de roles y equipos de una manera fluida. Se trata de permitir que las personas se reúnan y trabajen como miembros de múltiples equipos en múltiples contextos, que van mucho más allá de la siniestra ‘línea punteada’ sin sentido de las organizaciones tradicionales. Bienvenido a una red de equipos.
¿Cómo llegar?
a. Crear una red de equipos multidisciplinares que sean resultado del propósito y que se ven impulsados por él.
b. Hacer a los equipos responsables de sus propios resultados y darles una participación (financiera) de los resultados.

3. DEL LIDERAZGO DIRECTIVO AL LIDERAZGO DE APOYO
¿Qué hacer?
Dejar de empujar las decisiones en la cadena de mando, ya que esto descuida la inteligencia colectiva y desactiva a quienes están más cerca del cliente. Los líderes más inspiradores diseñan una misión, son consecuentes con ella e inspiran para actuar. La autoridad ya no está vinculada a posiciones jerárquicas, sino a la capacidad de liderar con el ejemplo y de construir y guiar a los equipos para que florezcan.
¿Cómo llegar?
a. Destruye las torres de marfil y deshazte de los símbolos de status, títulos de trabajo y privilegios.
b. No creas que sabes más que nadie, pregunta al resto qué es lo que necesitan para prosperar.

4. DESDE EL PRESUPUESTAR Y PLANIFICAR AL EXPERIMENTAR Y ADAPTAR
¿Qué hacer?
La planificación estratégica y presupuestaria a largo plazo se basan en la anticuada creencia de que podemos predecir el futuro. Deja de lado tus prolijas predicciones y empieza a disfrutar al experimentar en tu trabajo diario. Experimentar, aprender, adaptarse y no tener miedo al error, es una parte importante del proceso.
¿Cómo llegar?
a. Fomentar la experimentación, hacerla visible y valorarla.
b. Comunica los éxitos y también los fracasos, por ejemplo en una “Fuck-up night”.

5. DE REGLAS Y CONTROL A LIBERTAD Y CONFIANZA
¿Qué hacer?
Deshazte de las antiguas estructuras de mando y control; permite que las personas trabajen de manera autónoma y confía en que actuarán en el mejor interés de la compañía. Esta libertad, sin embargo, no es un camino de sentido único. Un alto grado de libertad va siempre de la mano de un alto grado de responsabilidad.
¿Cómo llegar?
a. Deshazte de la mayoría de las reglas y libera a las personas de los mecanismos de control estructural.
b. Deja que la gente decida cómo trabajar, dónde trabajar y cuándo trabajar.

6. DE LA AUTORIDAD CENTRALIZADA A LA AUTORIDAD DISTRIBUIDA
¿Qué hacer?
El objetivo es distribuir la autoridad a personas y equipos para poder adaptarse constantemente al entorno empresarial rápidamente cambiante. Confía en que tu gente tomará las decisiones correctas. Ten en cuenta que con la responsabilidad en la toma de decisiones viene la responsabilidad por el resultado.
¿Cómo llegar?
a. Empuja la autoridad hacia abajo en el organigrama lo más posible.
b. Toma mejores decisiones con el sistema de “decisiones por consejo”.

7. DEL SECRETO A LA TRANSPARENCIA RADICAL
¿Qué hacer?
Evita el secreto mediante la aplicación de una política en la que la norma sea la transparencia, sin necesidad de tener que preguntar por las cosas, sino que todo sea público por sistema. Dispon de datos en tiempo real y proporciona la información correcta en el momento adecuado para aumentar la velocidad y la precisión de la toma de decisiones. No seas tímido y aprovecha el poder de la tecnología.
¿Cómo llegar?
a. Conceder acceso a toda la empresa a datos, documentos, finanzas y otra información.
b. Impulsa la transparencia a través de las asambleas y reuniones de todas las personas.

8. DE LAS DESCRIPCIONES DE TRABAJO A LOS TALENTOS Y LA EXCELENCIA
¿Qué hacer?
Hacer un mejor uso de la diversidad de habilidades y talentos que están presentes en tu organización. Rompe con las descripciones de trabajo que están obsoletas desde el momento en que se elaboran. Deja que la gente trabaje en cosas que les gustan y que mejor se adapten a sus intereses, talentos y fortalezas. Hacer lo que es bueno aumenta la motivación y el compromiso.
¿Cómo llegar?
a. Deja que la gente elija sus propias tareas y responsabilidades. Deja esculpir y adaptar su trabajo.
b. Diseña la organización en torno a un modelo de talento que permita a la gente crecer”.

Es hora de cambiar y no hay necesidad de hacerlo en solitario. ¿Hablamos?

PorK2Kemocionando

El ‘nuevo estilo de relaciones’: Una innovadora tecnología para la gestión de las organizaciones

En la actualidad, la empresa que conocemos es una creación producto de la Revolución Industrial (1870) y, como tal, está pensada fundamentalmente para la producción de bienes de consumo mediante la utilización masiva de maquinaria manejada por grandes cantidades de mano de obra poco cualificada. Por eso, las bases de la empresa industrial son la jerarquía, los procedimientos, el conflicto de intereses y el utilitarismo.

Por asimilación, y salvo contadas excepciones, todas las empresas han seguido este modelo, independientemente del sector de actividad, del tamaño e incluso de la forma jurídica. Después de casi 150 años, estamos inmersos en una nueva revolución marcada por la tecnología, la robotización, el acceso masivo al conocimiento, la intercomunicación permanente y la innovación. Hoy, lo que marca la diferencia para el éxito a largo plazo de una organización no es la “mano de obra”, ni el capital, ni siquiera la innovación tecnológica, sino la capacidad de las personas de la organización de involucrarse de tal manera en ella que sean capaces de lograr en común resultados extraordinarios.

De aquella sociedad, y de aquella industria de 1870, no queda absolutamente nada en la actualidad y, sin embargo, las estructuras sobre las que se sustentan las empresas siguen siendo prácticamente las mismas. Este evidente desajuste está provocando pérdidas enormes de productividad y de conocimiento, generando desigualdad, frustración y desmotivación en las personas que trabajan en las empresas.

Nadie niega que es absolutamente necesario un cambio profundo de las bases sobre las que se sustentan las empresas, pero no son muchas las que se atreven a realizarlo y, en cierto modo, es entendible ya que no saben cómo hacer dicho cambio ni tienen claro hacia dónde les puede llevar.

En aquella primera Revolución Industrial, gracias a una nueva tecnología,  los talleres de artesanos dieron paso a las fábricas industriales.  En aquel contexto, la industrialización abarcaba el conocimiento de una serie de técnicas nuevas como el uso del vapor, la organización del trabajo, el diseño de procesos industriales, etcétera. Este conocimiento impulsó el descubrimiento de herramientas como los telares de vapor, los turnos de trabajo, el control de métodos y tiempos y, más adelante, la maquinaria, el trabajo en cadena…

El ‘nuevo etilo de relaciones’: Tecnología para la gestión de organizaciones.

El ‘nuevo estilo de relaciones’ (ner) es precisamente esto, una nueva tecnología que abarca las diferentes técnicas que se deben dominar para la gestión de una empresa. El ‘nuevo estilo de relaciones’ (ner) es la tecnología con la que estamos desarrollado innovadoras herramientas para llevar a cabo la  gestión de las organizaciones en el contexto de los cambios que se están produciendo y en los que se nos avecinan.

El conocimiento de estas nuevas técnicas y de sus fundamentos tecnológicos, permitirá a la organización no solo el mejor uso de las herramientas, sino también la adaptación de éstas a sus propias necesidades, así como el auto-desarrollo de otras nuevas en función de la evolución que vayan necesitando. Lo mismo que de nada le hubiera servido a un artesano de finales del S. XVIII que le regalasen un telar mecánico, de nada le sirve a una empresa conocer las herramientas que se utilizan en una organización humana, justa y sostenible, si no conoce las técnicas adecuadas ni asimila los fundamentos tecnológicos que están detrás de todas ellas.

EUS ES