Horizontalidad

PorK2Kemocionando

Te invitamos a conocer a Frédéric Laloux, referencia mundial en management

Recordábamos en nuestro último artículo la emoción que nos había supuesto leer el libro ‘Reinventando las Organizaciones‘, de Frederic Laloux y descubrir algo que suponíamos, pero de lo que no teníamos muchas evidencias: que hay decenas y decenas de organizaciones por el mundo que estamos evolucionando en la misma dirección, que nos estamos transformando hacia la autogestión y la eliminación de la jerarquía, hacia la consecución de un propósito profundo y común, más allá del mero beneficio, y hacia la consideración de la persona en la organización en toda su plenitud, no solo como simple mano de obra que supone coste.

Ahora, ¡tenemos una gran noticia que compartir contigo! El 13 de noviembre recibiremos la visita de Frédéric Laloux, probablemente uno de los autores más reconocidos a nivel mundial en el ámbito del management. AFORO COMPLETO. CERRADA INSCRIPCIÓN.

Laloux reside en Estados Unidos y no resulta fácil contar con su presencia en Europa. Después de más de 15 meses tras su última visita, regresa a tierras europeas para hacer una breve gira con una parada en Euskadi -la única que hará en el Estado-, en la que dedicará buena parte del tiempo a conocer el nuevo estilo de relaciones organizacionales desarrollado por K2K Emocionando y ner group, la asociación formada por casi 30 organizaciones unidas por el Nuevo Estilo de Relaciones (ner).

Sabemos que esta es una oportunidad única para todas las personas interesadas en profundizar en estilos de gestión avanzada. Por esta razón, hemos organizado un encuentro, una conversación, bajo el título ‘Reinventando las organizaciones. Un nuevo estilo de relación empresarial con Koldo Saratxaga y Frédéric Laloux’, en la que participará Koldo Saratxaga (Fundador de K2K Emocionando y ner group), Frederic Laloux y Ana Moreno (Profesora Universidad Politécnica de Madrid).

La dinamización de la mesa correrá a cargo de Pedro Gorospe, periodista de Diario El País, y autor del libro ‘El inconformismo de Koldo Saratxaga (2015). También, contaremos con la intervención de David Martí, gerente del Conservatorio de Barcelona, autor del prólogo del libro de Laloux en castellano e impulsor de la versión ilustrada del mismo.

El evento se realizará en el Palacio Euskalduna (Sala A3), el día 13 de noviembre, de 17.00h a 19.00h. Las plazas de este evento ESTÁN AGOTADAS. Sentimos mucho no poder dar más cabida al público interesado.

 

PorK2Kemocionando

10 elementos clave en una organización basada en personas

En entradas anteriores hemos visto ‘¿Qué es una organización verdaderamente basada en personas?’, ‘¿Por qué una organización debe basarse en las personas?’ y, también, hemos visto los ‘10 primeros pasos del “cómo” hacer que una organización esté basada en personas‘.

Avanzando un poco más en el CÓMO, vamos a analizar 10 de los elementos básicos que definen a una organización basada en personas:

decalogo2

1.- Transparencia total

La confianza es un requisito sine qua non para una organización basada en las personas. La transparencia es una condición necesaria de la confianza. Sin transparencia no puede haber confianza. Puede haber fe ciega, puede haber la felicidad del ignorante, puede haber la imaginación de ‘radio patio’, pero no puede haber confianza.

Un buen criterio a la hora de saber si una decisión es acertada o no es preguntarse si puedo defender en una asamblea los motivos de dicha decisión. Si no puedo, si la decisión no pasa el filtro de la transparencia, probablemente no sea una buena decisión.

2.- Elimina jerarquías

Trabajar en equipo es incompatible con las jerarquías. Nos pongamos como nos pongamos. Los jefes, por muy majos, dialogantes y participativos que quieran ser, si tienen ‘galones’ para el resto de la gente nunca dejan de ser jefes y esto condiciona completamente las relaciones.

3.- Crea equipos

Las personas no deben actuar solas en la organización, no debe haber francotiradores, debe haber equipos. Un equipo se reconoce porque se trata de unas cuantas personas (entre 3 y 12 es lo más razonable) con objetivos comunes a los que el propio equipo se ha comprometido, tiene los medios y la libertad para hacer y tomar las decisiones para alcanzar dichos objetivos y cuenta con un liderazgo elegido por las personas que lo conforman.

4.- Elimina privilegios

Los privilegios son signos de la injusticia y las personas tenemos, por naturaleza, un rechazo genético por lo que percibimos como injusticia. Tratar igual a los que no son iguales o tratar diferente a los que son iguales, siempre, siempre, nos generará problemas.

5.- Busca un equilibrio salarial justo

No se puede hablar de organización basada en las personas si no hay una razonable dignidad en los salarios, con poca distancia entre los que más cobran y los que menos, con un sistema retributivo sencillo, comprensible y duradero en el tiempo. Si esto no está resuelto de manera que no sea motivo de debate interno, será imposible avanzar en el resto de aspectos

6.- Fuera fichaje, fuera control

El fichaje de presencia es uno de los elementos que más dañan la confianza, la implicación y el compromiso de las personas. Hacer fichar a una persona es como decirle a la cara que no te fías de ella, y que lo realmente importante es que esté presente en su puesto de trabajo un tiempo determinado. El control por el control es la antítesis de la confianza y, además, se trata habitualmente de un control ficticio.

7.- Mide y haz seguimiento de todo

Medir y seguir los datos para mejorar hay que hacerlo todo el día, el máximo posible. Pero la información y los datos de lo que medimos deben ser una herramienta para las personas y para los equipos a los que se mide, para que puedan tomar decisiones y avanzar, no para controlarles.

8.- Comparte la toma de decisiones

Otra prueba del algodón: ¿estás decidiendo algo tú solo? Casi seguro que te estás equivocando. Aunque la decisión sea acertada, tan importante como el resultado es el proceso de la toma de la decisión y cuanto más participativo sea dicho proceso, mejor.

9.- No despidas a nadie, busca alternativas

¿Las personas son lo más importante de tu organización? Si esto es así, busca entre todos los mecanismos necesarios para evitar tener que prescindir de alguien por causas económicas. Imagina que el despido es ilegal, cierra esa puerta y dale a la imaginación, verás que hay muchas otras alternativas.

10.- Reparte el resultado entre todas las personas

Por coherencia, si buscas un proyecto común, un éxito común, si compartes las decisiones, las responsabilidades, si todos y todas somos necesarios para conseguir la cosecha, entonces también debe haber un reparto de la misma. Un reparto que sea significativo (un 30% del resultado, por ejemplo) y para todas las personas sin excepción.

PorK2Kemocionando

Los 10 primeros pasos para que una organización se base (de verdad) en las personas

Desde este blog, hemos compartimos nuestra experiencia sobre ‘¿Qué es una organización realmente basada en personas?’ y también ‘¿Por qué una organización debe basarse en las personas?’. También desde nuestra experiencia experiencia contamos CÓMO iniciar el camino de crear o transformar una organización tradicional en una organización basada en las personas:

decalogo

1.- Qué me dicen las tripas?

Esto es lo primero que hay que tener claro: las personas nos movemos por nuestras emociones no por las razones, nos movemos por el querer y no por el deber. El proceso de la acción se inicia con el sentir, le sigue el pensar y por último el hacer. Si lo que sentimos en las tripas cuando escuchamos o leemos qué significa el concepto de ‘organizaciones basadas en personas’ no nos mueve a la acción, mejor esperar.

2.- Informarme, leer, ver, contrastar…

Hay muchos ejemplos en los que mirarse. Nosotros en ‘ner group‘ tenemos un canal de video y en K2K editamos publicaciones que se pueden descargar libremente en las que contamos decenas de experiencias. Pero si indagáis, si preguntáis, seguro que encontráis más y más ejemplos diferentes, y cuanto más los conozcáis, mejor.

3.- Querer

Pero de verdad. Decidirlo y ser consciente de que lo he decidido y de que realmente es lo que quiero.

4.-Compartir con las demás personas

Si trabajo con otras personas, no es suficiente con que yo quiera (independientemente del puesto que tenga en la organización, aunque sea el director o el dueño). Las demás personas también tienen que querer, por lo que habrá que conseguir que el resto también siga los pasos 1 y 2.

5.- Decidir cambiar entre todos, formalmente, con la máxima legitimidad

Lo peor que podemos hacer es intentar avanzar hacia una organización basada en personas, empezando por ignorar a las propias personas. El cambio se hace desde el propio inicio, dando a cada persona la libertad y la responsabilidad de tomar una decisión formal y trascendental.

6.- Identificar la persona adecuada para liderar

Ya sea partiendo de cero o en un proceso de transformación, la construcción de una cultura alternativa a la imperante requiere de un liderazgo claro, reconocido, motivado y consistente. De lo contrario, el riesgo de acabar arrastrados por la corriente general es muy grande.

7.- Buscar a otros para hacer el viaje acompañado

La unión hace la fuerza, siempre, pero cuando quieres ir contra corriente esto se convierte casi en imprescindible. Compartir y contrastar con otros, aprender de sus experiencias, aportar las propias, visibilizar a los compañeros de viaje, todo esto es necesario para este cambio.

8.- Ser consistentes

Lo más complicado de estos procesos no suelen ser los inicios, sino darle continuidad. Apuntarse al gimnasio no suele ser lo más difícil, lo complicado es acudir de manera habitual. Como no puede ser de otro modo, nos van a surgir infinidad de dudas, problemas, obstáculos, pero no conseguiremos un cambio cultural profundo y duradero si nos venimos abajo a las primeras de cambio.

9.- Contrastar permanentemente con los valores que nos mueven

En esos momentos de dudas, de problemas que se nos presenten, y para los que no tenemos a mano una solución, necesitamos siempre echar mano de nuestros valores de partida, de nuestra ética compartida, la que nos mueve y nos guía. Esto es clave. De lo contrario, de manera inconsciente, tiraremos de las fórmulas imperantes.

10.- Disfrutar del camino porque no hay punto de llegada

Como escribíamos en el primer post de esta serie, se trata de un proceso verdaderamente transiberiano. No es un proceso para llegar a un sitio, no hay meta, no hay destino final, solo el camino, solo el proceso. En el camino tendremos sin duda éxitos, logros, momentos de celebración, pero no podemos plantar las tiendas, hay que seguir en movimiento porque una organización basada en personas en nómada por naturaleza.

EUS ES